Colegio de Farmacéuticos de Tierra del Fuego

Inicio » Uncategorized » La tuberculosis continúa siendo un problema de salud pública, pero el futuro es prometedor

La tuberculosis continúa siendo un problema de salud pública, pero el futuro es prometedor

La tuberculosis continúa siendo un problema de salud pública, pero el futuro es prometedor

El desarrollo de multirresistencia a los fármacos antituberculosos y la coinfección por el virus del SIDA son los dos factores de desestabilización epidemiológica más importantes a nivel mundial

La GEIM, grupo de estudio de las infecciones por micobacterias de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) se une a la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis. La tuberculosis continúa enfermando a un gran número de personas cada año en el mundo, en 2011 se estima que 8.7 millones de personas enfermaron, de las cuales 1.4 millones fallecieron.

La tuberculosis se transmite por vía respiratoria, en un 70-80% de casos aproximadamente anida a nivel pulmonar, pero puede causar lesiones en cualquier órgano del cuerpo. Los síntomas más frecuentes son la tos, la expectoración (que puede ser con sangre), la fiebre, el cansancio y la pérdida de peso. La persona que entra en contacto con el bacilo (infectada) tiene un riesgo aproximado de 10% de desarrollar la enfermedad si es sana, pero si es inmunodeprimido el riesgo aumenta considerablemente. Un tercio de la humanidad se encuentra infectada.

Aunque la incidencia de enfermedad tuberculosa ha disminuido en 2.2% respecto al año 2010, y la mortalidad ha descendido en un 41% desde 1990, es una enfermedad infecciosa que afecta de forma desproporcionada a las poblaciones con menos recursos económicos, tanto en países en vías de desarrollo como en los desarrollados. Además, en 2011 se han reportado por primera vez datos de tuberculosis infantil, se declararon 500.000 casos, de los cuales 64.000 fallecieron.

Factores desestabilizadores

El desarrollo de multirresistencia a los fármacos antituberculosos y la coinfección por el virus del SIDA son los dos factores de desestabilización epidemiológica más importantes a nivel mundial.

La multirresistencia se debe normalmente a un tratamiento incorrecto de las personas con tuberculosis sensible; la larga duración del tratamiento lleva a un menor cumplimiento del mismo. Países como India, China, la antigua URSS y Sudáfrica declaran el 60% de todos los casos de tuberculosis multirresistente (MDRTB), que en 2011 se han estimado en 310.000, siendo el 9% de ellos casos de tuberculosis extremadamente resistente (XDRTB), es decir casos en los que a la resistencia a los fármacos de primera línea isoniacida y rifampicina se asocia resistencia a todas las quinolonas y a los fármacos inyectables. Han sido detectados casos de XDRTB en 84 países hasta el momento.

El Dr. Alberto García-Zamalloa, presidente de GEIM, comenta: “la tuberculosis multirresistente no responde al tratamiento estándar; precisa mucho más tiempo de tratamiento y se tiene que recurrir a fármacos menos eficaces; cuyos efectos secundarios suelen ser más frecuentes. Todo ello sin olvidar que es mucho más caro y que la tasa de éxito terapéutico no pasa del 55%.”

Por otro lado, la coinfección por el virus del SIDA aumenta en 34 veces la probabilidad de desarrollar enfermedad tuberculosa en los infectados. El problema más acuciante se da en África, donde más de la mitad de los pacientes con tuberculosis están coinfectados por el VIH;  además por el momento solamente el 69% de ellos se realiza el test diagnóstico viral, y tan sólo el 48% recibe tratamiento antirretroviral.

Situación actual en España

El informe de 2012 de la OMS y la ECDC (European Centre for Disease Control) reporta que España presentó en 2010 una incidencia de 15.4 casos por 100.000 habitantes, confirmando que nuestra situación epidemiológica está mejorando, ya que 20 casos/100.000 hab./año se considera el límite para definir una tasa de incidencia como baja. Además, desde 2004 España declara no solamente los casos de tuberculosis pulmonar y meníngea, sino también todas las demás formas extrapulmonares, que constituyeron un 26% de los casos en 2010.

Por comunidades, Galicia y Cantabria declararon las tasas más elevadas en relación a su población, pero el grueso de los casos fue declarado en Cataluña, Andalucía y Madrid. Predominaron los varones, la edad media entre los nacionales era 47 años y 32 entre los no nacionales. Un 32% fueron extranjeros. Solamente en el 35% (1.416) de los casos con cultivo positivo se conoce la realización de antibiograma, y de ellos el 3.5% fueron cepas multirresistentes y 0.2% extremadamente resistentes.

“Tenemos ante nosotros el reto de mejorar en la cobertura de realización de antibiograma en el 100% de los cultivos positivos, y en la declaración de las resistencias a la organización europea ECDC, para lo cual hemos de contar primero con una red nacional de laboratorios de micobacterias y un registro de todos los casos de multirresistencia, empeño en el que actualmente se encuentra el Ministerio de Sanidad”, concluye el Dr. Gª Zamalloa.

Un futuro prometedor

Tras décadas de ausencia de novedades, en los últimos años se están dando pasos tanto en la prevención, como en el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis:

  • En cuanto a la prevención, en la actualidad hay doce proyectos de vacuna contra la tuberculosis que han entrado en fase de ensayo clínico. En general se basan en el uso de antígenos que reemplacen a la antigua vacuna BCG, o bien que la potencien. En España destaca sobremanera el grupo de la Universidad de Zaragoza, liderado por el Dr. Carlos Martin, que está desarrollando el proyecto MTBVAC01 a partir de una cepa atenuada de Mycobacterium tuberculosis con el gen phoP inactivado. Hasta el momento ha demostrado buenos resultados en términos de protección frente a la enfermedad en animales de experimentación, así como buen perfil de seguridad y estabilidad. Otro grupo español liderado por Pere Joan Cardona trabaja en una vacuna poliantigénica para el tratamiento de la Infección tuberculosa latente. (Ambos son miembros de GEIM)
  • En cuanto al diagnóstico, ya desde 2010 disponemos de la técnica de amplificación genómica Xpert MTB/RIF, que en 100 minutos puede identificar la presencia del bacilo tuberculoso con gran precisión, y descartar con razonable seguridad que sea multirresistente.
  • En cuanto al tratamiento, en el último año dos nuevos fármacos han sido aprobados para su uso en enfermos con tuberculosis multirresistente: el delamanid y la bedaquilina. Además, para el año 2013-2014 se espera tener los resultados de tres estudios que tratan de acortar el tratamiento Standard basándose en el uso de quinolonas (estudios REMOX, OFLOTUB III Y RIFAQUIN). Igualmente durante el año 2012 se han publicado los resultados de los estudios PROMPT y REMEMBER, enfocados al tratamiento empírico de la tuberculosis en coinfectados por el VIH en aras a disminuir su mortalidad. Finalmente se ha publicado también en este año los resultados del estudio ACTG-5279, que demuestra que el tratamiento de la infección latente tuberculosa en dos meses es igualmente eficaz que el clásico de nueve meses, usando isoniacida y rifapentina.

FUENTE: VADEMECUM.ES


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: